Sufjan Stevens – Illionis (2005)

Resulta una tarea altamente difícil encontrar una entrevista o algún artículo sobre la trayectoria de Sufjan Stevens en el que no se haga una referencia a la faraónica misión que él mismo se atribuyó: realizar (y dedicar) un disco para cada uno de los 50 Estados de los EEUU. Aunque lo realmente imposible seria hablar de él (y más de este álbum) sin hacer mención.

Después de 2 discos, uno folk y otro electrónico, dedicó el primero de su proyecto “de los 50 Estados” a Michigan, la ciudad que lo vio nacer, y con un disco con un carácter más folk e intimista (el notable Seven Swans) de por medio, llegó el aclamado Illinois (o Illinoise, como puede leerse en la portada).

En los 72 minutos que dura el disco no hay momento para el aburrimiento, todas las canciones están realizadas para encandilar al oyente, con sus múltiples arreglos, instrumentos y pequeños detalles que, más que abrumar al oyente, le hacen más fácil y placentera la escucha.

Entre las canciones de pop orquestado, como la de Chicago, encontramos otras más encaminadas al folk, como Casimir Pulaski Day, o incluso arrebatos guitarreros como los aparecidos en The Man of Metropolis Steals Our Hearts, todo ello guiado por el banjo y la irresistible voz de Sufjan.

Para realizar el álbum, su autor no solo invirtió el tiempo en componer la música, puesto que para escribir las letras tuvo que realizar la laboriosa tarea de recopilar información e historia del Estado, y como si de un libro de texto se tratase, nos cuenta la “biografía” del Estado, hablando, no solo de los grandes relatos, si no también prestando atención a los pequeños detalles. Al Capone, Superman (aparecido originalmente en la portada, posteriormente tapado por globos), Abraham Lincoln y su mujer, los avistamientos de ovnis, los zombies o el payaso-asesino en serie John Wayne Gacy, Jr. son solo algunos de los personajes que aparecerán en las diferentes canciones, con los que Sufjan creará un relato fiel a la historia del Estado.

La unión entre la música y los textos enciclopédicos de Sufjan Stevens producirían la mayor y más grande obra del pop norteamericano del siglo XX, de la que el propio autor aun no se ha repuesto, ya que, sus siguientes discos, siendo también fantásticos, poco tendrán que ver con esta cima creativa, aunque esa es ya otra historia, y solo nos queda decir: Come On! Feel The Illinoise!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Discos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s