Chromatics – Kill for Love (2012)

Cinco años separan el anterior Night Drive (2007) de Kill for Love. En estos años, Johnny Jewel se ha dedicado a desarrollar sus otros proyectos, pero nunca dejando de lado su trabajo en Chromatics. Este lapso de tiempo entre ambos álbumes no se debe únicamente a estos otros trabajos, si no al afán perfeccionista de su creador, que buscando realizar el disco perfecto ha creado una de las cumbres del año (para el que escribe esto LA cumbre).

Gran parte de éxito de Kill for Love viene dado por la película Drive, de Nicolas Winding Refn. A Jewel se le encargó la banda sonora de la película, que fue rechazada por los productores y más tarde editada bajo el nombre de Symmetry : Themes For An Imaginary Film. Finalmente la banda sonora fue creada por Cliff Martinez, pero en ella se incluyó “Thick Of The Clock”, un tema de la banda de Portland incluido en Night Drive. Esto hizo que el grupo llegará a muchos oídos nuevos lo que le ha ayudado a alcanzar el éxito que realmente merece.

Musicalmente, el disco es un tratado de electro-pop humeante, de synth oscuro, de italo-disco ralentizado, guitarras post-punk al más puro estilo de New Order y reminiscencias totalmente ochenteras, a las que la etérea y perfecta voz de Ruth Radelet  las dota de una gran fragilidad.

El disco se abre con una declaración de intenciones en toda regla, “Into the Black”, una versión del  “Hey Hey, My My” de Neil Young, que sirve de introducción (incluso puede descolocar al principio). Pero es solo el comienzo, a partir de aquí vendrá una sucesión de verdaderos hits, como son  “Kill for Love” (la canción que da nombre al álbum), “Lady” o “Candy”. Junto a estas encontraremos “Running From The Sun” y These Streets Will Never Be The Same”, temas en los que se cambiará la voz de Ruth por la de sus compañeros, aunque estos entonarán las melodías haciendo uso del autotune y del vocoder, como si de unos Kraftwerk del s.XXI se tratasen.
Enlazando muchas de estas canciones hay una serie de temas  instrumentales, que de ningún modo desentonan en el disco, si no que le otorgan una mayor cohesión.
Finalmente, el disco se cerrará por “No Escape”, una pieza de unos 14 minutos, construida en tres partes, que se encuentra entre lo mejor compuesto por la banda.

La única pega que se le podría poner al álbum (aunque desde mi punto de vista es un punto a favor) es su duración, que es el doble o incluso tres veces más de lo que dura un álbum de duración media. El total son 90 minutos, lo que dura una película. Y es que es eso lo que es el álbum, la perfecta banda sonora para una película (la sensación no hace más que aumentar gracias a los créditos de la edición física del álbum). Escuchándolo no puedo dejar de imaginarme a Ryan Gosling conduciendo su Chevrolet por una oscura y humeante ciudad. Y esta es una de las grandes virtudes (si no la mayor) del álbum. El hecho de que la música no sea solo eso, si no que te transporte a un mundo imaginario de neones y asfalto, a una película imaginaria.

¡DISCO DEL AÑO YA!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Discos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Chromatics – Kill for Love (2012)

  1. Pingback: Mejores Discos Internacionales 2012 | Dongs of Sevotion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s